El aumento del consumo de alimentos por parte de la población, en el contexto de la pandemia del Covid 19 y una mayor presencia de la ciudadanía en sus hogares, ha impulsado que en la provincia se implementen diversas estrategias para la producción local de alimentos.

Una de las directrices es la creación de polígonos rústicos en cada municipio, con el uso de leña o carbón como fuente de energía. Actualmente aumenta esta alternativa por parte de unidades empresariales, que ayudan en la elaboración de distintos surtidos, ante un escenario de entrada a la provincia de menor cantidad de materias primas. Los polígonos pueden dedicarse a la elaboración de todo tipo de alimentos en base a lo que se produce localmente, como boniato, yuca, maíz, etc.

También diversas entidades concluyeron el pasado mes de abril con resultados que hacen pensar que la producción local puede aumentar. Productos Lácteos Rio Zaza demanda más entrada de leche de los productores, sin embargo aumenta sus surtidos por estas semanas, elaborando crema untable, miragurt, crema bombón, leche saborizada, requesón, entre otros, mediante el empleo de derivados de la soya y el suero lácteo.

La industria alimentaria cumple sus planes en los apartados físico y de valores, con excepción de la empresa pesquera industrial debido al déficit de combustible. Por su parte la empresa cárnica incumple el cerdo en banda, con un alcance del 93 % del plan.

Según el llamado reiterado de autoridades de la provincia durante las últimas semanas, se insiste en seguir buscando alternativas de producción mediante las mini-industrias, además de prestar celo al control de los recursos y el enfrentamiento al desvío, como garantía ante un escenario de complejidades financieras del país.

No hay comentarios