Son la capitana Maite y el capitán Padilla, reconocidos oficiales del Minint en Sancti Spíritus, hace 17 años comparten su vida personal y profesional.

Hoy cumplen su misión más inmediata donar sangre, un hecho de altruismo que junto a sus compañeros los hace crecerse como héroes de estos tiempos.

Trabajan directamente en el plan de enfrentamiento a la Covid-19 y los consejos del cuidado son compartidos.

Hoy extrañan a su capitán de vida el pequeño José Eduardo que esta al cuidado de los abuelos para ellos poder desarrollar su importante labor. Son oficiales del Minint en Sancti Spíritus, hombre y mujer sencillos y ante todo cubanos de pura cepa.

No hay comentarios