Greidys y su familia están juntas de nuevo en esta época que, momentáneamente, el coronavirus no reporta nuevos casos en Sancti Spíritus

Dos madres doctoras del centro de aislamiento espirituano ubicado en el Hospital de Rehabilitación de Sancti Spíritus, durante buena cantidad de semanas se mantuvieron enfrentando la pandemia mundial de coronavirus. La labor no permitía un contacto cercano con sus hijos, pero en la actualidad la historia cobra matices bien diferentes.

“Durante esos casi dos meses y medio, la experiencia de la relación padre-hijo casi es irrepetible. Imagínese, no tocar a tu hijo durante semanas, teniéndolo a pocos metros de distancia”

Quien así habla es Greidys Montano Águila, madre de una niña de once años en la ciudad de Sancti Spíritus. Su anécdota es otra de las que se inscribe en miles de historias por todo el mundo, que describen un escenario irreal hace pocos meses: padres que llegan a casa: no besan, no abrazan, no tocan…

“El apoyo familiar es imprescindible en esa situación. Que te apoye un esposo, un padre o tu familia es esencial para que los hijos estén atendidos. Y, mientras, conversar con tu niño por teléfono, como hacía yo pues mi hija vivía en casa de mi mamá o mi hermana, ya que era la alternativa para mantener el aislamiento social, en estos casos de personal de salud que enfrenta la pandemia en primera línea.

De la misma forma ocurrió con Yanara, también doctora del Hospital de Rehabilitación que en la actualidad se mantiene sin pacientes aislados. Una familia que hoy disfruta de su pequeña hija, Estéfani de la Caridad Reyes, la cual tiene para los espirituanos y el mundo un mensaje de aliento:

“Mi mamá salva vidas por el coronavirus, y decía que no me podía abrazar para que otros vivieran. Para mí está bien, si mamá no puede tocarme para que otros vivan, pues eso me da felicidad”

Sancti Spíritus se mantiene sin casos confirmados de coronavirus desde hace 26 días, mientras tampoco tiene pacientes activos en centros de aislamiento. Actualmente es la sexta provincia de Cuba con más incidencia de la enfermedad, con una tasa de 14.60 por cada 100 mil habitantes.

No hay comentarios