La posibilidad de que Eriel Sánchez dirija el equipo Cuba sub-23 parece posible, luego de que la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol ratificó lo que había informado en marzo: el Mundial tendrá por sede a Ciudad Obregón y Los Mochis del 30 de septiembre al 9 de octubre

La confirmación borró lo que a mediados de mayo el comisionado nacional Ernesto Reinoso -durante una conferencia de prensa On-line- había manifestado a este medio: “todo indica la no realización del evento por la COVID-19”

La noticia ahora abre un compás de espera por la decisión de las autoridades pertinentes de nuestro país sobre el tema. Y es que ha que tener presente que México vive una situación compleja por el nuevo coronavirus y que nadie sabe cual será la realidad para la fecha del campeonato.

Lo que si queda claro es que de ir una selección antillana, el otrora receptor de los Gallos tiene los méritos para seguir al mando de esta categoría. Vale recordar que en su estreno internacional como director condujo al Cuba a la clasificación en el torneo pre mundial, en el que solo perdió con Nicaragua.

La plata alcanzada significó lo mejor a nivel continental desde el título, en la categoría elite, en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro en el 2007. Desde ese año y hasta ahora la otra actuación importante de nuestro beisbol fue el oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz.

De ahí que sobran argumentos para que el foméntense termine el ciclo con el equipo sub-23, en el que Rodoleisis Moreno, Diasmany Palacios y Loidel Rodríguez hicieron méritos en el panamericano para también repetir.

Entre los aspirantes de seriedad para buscarse el puesto aparecen también los lanzadores Roberto Hernández y Edelso Montesinos, el jardinero Geysel Cepeda y el torpedero José Fonte.

Por ahora queda esperar, para ver como evoluciona la pandemia y que posición adopta nuestro beisbol con el torneo.

 

No hay comentarios