Durante la emergencia sanitaria por la     Covid19 no se ha detenido la construcción del Hotel Meliá Trinidad Playa, el cuarto con que contará la península de Ancón, en el litoral sur de Sancti Spíritus.

“En estos momentos nos encontramos en la fase final de la parte de estructura”, refiere el ingeniero Pedro Sarduy, jefe de la obra.  “Ya el bloque central y los siete bloques habitacionales están, desde el punto de vista estructural, prácticamente terminados, y continuamos laborando en lo concerniente a las piscinas y los viales, que deben concluirse en los próximos días”.

En el Meliá Trinidad Playa también avanzan las labores de enchape, perfilería y carpintería, así como las relacionadas con las  instalaciones eléctricas e hidrosanitarias.

La instalación, que será un Cinco Estrellas con 400 habitaciones, 11 piscinas, varios restaurantes y otros espacios, es ejecutado por la Asociación Económica Internacional Construcciones Trinidad, compuesta por la Empresa Cubana DINVAI Construcciones S.A y el grupo italiano T.O.M.A.

En la propia península de Ancón otros hoteles reciben mejoras, entre ellos el Village Costasur, donde se sustituye el piso que bordea la piscina, y el Memories Trinidad del Mar, cuyo restaurante recibe una reparación capital que comprende la adecuación de la mesa buffet y la separación de las áreas, con el fin de evitar aglomeraciones y reducir al mínimo la manipulación de los alimentos por los turistas.

En el Memories Trinidad del Mar también se remodelan el spa y el gimnasio, y finalizó la reparación de las habitaciones que se encontraban fuera de orden por problemas constructivos, una tarea que avanza en toda la provincia.

“De 213 habitaciones que teníamos en ese concepto ya hemos recuperado 74 y el resto estarán listas a finales de agosto, excepto 18 habitaciones que nos van a quedar para el segundo semestre del año”, informó Reiner Rendón, Delegado del Ministerio de Turismo en Sancti Spíritus.

Otra de las obras turísticas que avanza es el Ocio Club de la ciudad de Trinidad, donde niños y adultos disfrutarán de una veintena de juegos.   El inmueble, que se encontraba muy deteriorado, recibe una reparación capital.

La edificación que sí recobró ya su esplendor es la Casa Hacienda Buena Vista, ubicada en el Valle de los Ingenios, declarado por la UNESCO “Patrimonio de la Humanidad” en 1988.

La que fue una de las mansiones más elegantes de la región en la época colonial, tendrá un estándar Cinco Estrellas, y pondrá a disposición de los turistas cuatro habitaciones y varios servicios, entre ellos bar, restaurante y excursiones a caballo para el disfrute del campo cubano.

Las inversiones y acciones de reparación en mantenimiento que se ejecutan en los hoteles e instalaciones extrahoteleras, persiguen prestar un servicio de mayor calidad, con protocolos higiénico-sanitarios específicos, cuando se reinicie la actividad turística en el país.

No hay comentarios