La valla rejuvenece. Cuando el 21 julio el principal estadio beisbolero de Sancti Spíritus cumpla años exhibirá la lozanía del día inaugural en 9991.

Para mostrar esa cara, la instalación recibe un retoque que incluyó la pintura y acondicionamiento de los colchones. En las semanas más recientes las acciones se centran en el terreno.

“Le hemos vertido arcilla para recuperar el desnivel en la media luna. Después le pasamos rastrillo y con un equipo acoplado a un tractor se ha regado y hecho el trabajo adecuado para estos casos” precisa Nelson Ventura, comisionado provincial de beisbol

Las labores de remozamiento incluyen la sala de protocolo y la zona donde se ubican las cabinas de la prensa especializada.

“Los dogout se ampliaron y también en el cuarto de los árbitros se realizado lo orientado por la dirección nacional” asegura Ventura, quien ha estado activo en los trabajos, junto con los entrenadores de los Gallos y personal de la dirección provincial de deporte y del municipio Sancti Spíritus.

“Se ha trabajado duro y con sentido de pertenencia, sin descuidar las medidas sanitarias” enfatiza el directivo.

En la serie 60 en el Huelga se podrá jugar de noche, y con opciones de trasmisiones televisivas de calidad, debido a los trabajos que en noviembre del 2018 devolvieron la iluminación artificial.

Junto con esas bondades la instalación incorporó una jaula de bateo, que está en la fase de terminación, aunque ya fue utilizada por la preselección de los Gallos durante las semanas que entrenaron hasta la parada que motiva la COVID-19.

“Somos privilegiados por tener un estadio como el nuestro, y que en unas semanas quedará digno del esfuerzo que hacen nuestros jugadores y pueblo” confirma Ventura.

Mientras en los interiores el ir y venir es visible, en los exteriores también se labora en el cuidado de la jardinería y áreas verdes, con la intención de mantener la belleza en el monumento que perpetúa la imagen del Héroe de Cartagena.

Todo ese ajetreo propiciará que en la temporada 60 los Gallos se sientan a gusto en el patio, donde igual sensación deben percibir los aficionados y equipos visitantes.

No hay comentarios