Con 17 años y ocho meses, el lanzador espirituano Luis Dany Morales entró en la lista de los mejores talentos del beisbol cubano. Para merecer el llamado, tuvo como cartas de presentación las cualidades físicas y lo hecho en los últimos cuatro campeonatos nacionales.

 

En esos eventos totalizó solo nueve derrotas y la respetable cantidad de 32 victorias, marca que en la provincia ningún otro atleta de la EIDE Lino Salabarría ha conseguido.

 

A la par sumó más de 400 ponches, de los cuáles 135 fueron en el torneo más reciente, en el que impuso récord en este departamento para la categoría juvenil.

 

Esos dígitos los alcanzó con una poderosa recta que se mantiene estable por encima de las noventa millas –llegó a 95 el 7 de diciembre del 2019- y un notable comando de lanzamientos. Con esas armas guió siempre a sus equipos hasta los play off, en los que se llevó la plata en el campeonato 15-16 del 2017 y el título sub-18 del 2020.

 

Por estos días de pandemia, la promesa del pitcheo cubano se mantiene entrenando en su terruño de Tuinucú.

 

“Lo primero es ser disciplinado y evitar salir de casa, y después cumplir el plan que mis entrenadores me envían vía digital. Trabajo la mecánica y la parte física y la elasticidad”, asegura Morales, quién pudiera estar en la convocatoria de la preselección nacional juvenil para el campeonato panamericano, el cuál por la pandemia aún no tiene definición de fecha.

 

“No pienso en si hay competencias internacionales, solo me enfoco en estar en la mejor forma deportiva para llegar a los entrenamientos de los Gallos el primero de agosto”

 

El derecho fue una de las últimas incorporaciones al grupo de lanzadores que buscan hacer el grado a la serie nacional 60, prevista para comenzar el 12 de septiembre.

 

“Es un muchacho con un gran talento y tenemos que cuidarlo como oro” asegura Ismel Jiménez, quién es el entrenador principal del pitcheo de los Gallos.

 

“Lo primero que hicimos fue cumplir el procedimiento de entrega pedagógica de su anterior entrenador en el equipo juvenil Ramón Gardón”

 

“En los días que entrenó con la preselección de mayores demostró mucha responsabilidad y después que tuvimos que irnos a casa por la covid-19, también ha sido muy serio a la hora de comunicarse con nosotros. Espero que si cumple todo como pensamos llegue en buen estado porque solo serán seis semanas para definir los lanzadores del equipo” puntualiza el otrora líder del cuerpo de pitcheo de Sancti Spíritus e internacional en varias ocasiones.

 

El jueves 24 de septiembre Luis Dany Morales festejará los 18 años, presumiblemente arropado con el uniforme de los Gallos y en el terreno de juego, donde siempre las miradas le sobrarán.

 

“Solo quiero ayudar al equipo en lo que pueda; no tengo metas. Debo aprender mucho y espero hacerlo con los Gallos, aunque primero tengo que convencer a los técnicos para que me incluyan en la serie” confiesa el muchacho.

 

A

No hay comentarios