Sancti Spíritus se adentra en la etapa de recuperación post Covid 19 con la urgencia de incrementar la producción de alimentos, por lo que en la central provincia cubana se pretende hacer un óptimo aprovechamiento de cada pedazo de tierra incluido en el Programa de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar.

“Hoy nuestro objetivo fundamental es que las tres modalidades – organopónicos, huertos intensivos y la organoponíasemiprotegida – mantengan el ciento por ciento de los canteros sembrados y produciendo alimentos”, refiere Onelkis Gutiérrez, Jefade ese movimiento en Sancti Spíritus.

Según la directiva, se trabaja para incorporar a la producción todas las áreas vacías aledañas aorganopónicos, huertos o cualquier otras de las más de 300 unidades pertenecientes a las ocho granjas urbanas de la provincia.

A los productores de la agricultura urbana, suburbana y familiar se les ha recomendado generar su propio compost (además de lo suministrado por lo centros de abonos orgánicos existentes en cada municipio), conservar semillas, mejorar el manejo agroecológico de plagas y hacer un uso más racional y eficiente del agua.

“En esta etapa, que es la más difícil del año, debemos dar prioridad a cultivos que permitan obtener producciones en el menor tiempo posible y que sean resistentes a las altas temperaturas y a la humedad, como la habichuela, el pepino blanco y la espinaca”, sugiere Roger Santiesteban, reconocido productor espirituano.

Para aportar más alimentos, desde el pasado mes de marzo el Programa de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, incrementó de unos 14 000 a más de 20 000 el número de patios y parcelas familiares atendidos por las granjas urbanas municipales.

 

“Después de identificar los patios y parcelas que pueden ser explotados, se les brinda a las familias asesoría técnica y se les apoya con la venta de semillas, partes de sistemas de riego, machetes, fajas y otros útiles e insumos, que pueden ser adquiridos en las llamadas Tiendas del Agricultor o consultorios”, explica Ernesto Triana, Jefe de Producción de la Granja Urbana del municipio de Sancti Spíritus.

Onelkis Gutiérrez agrega que se ha indicado a las granjas urbanas municipales producir posturas suficientes para suministrarles a los patios y parcelas.

Aunque Sancti Spíritus es una de las provincias del país con mejores resultados en el referido movimiento productivo, hasta ahora el aporte mensual es de sólo 8,5 de las 10 libras per cápita que la agricultura urbana, suburbana y familiar debe tributar al Programa de Autoabastecimiento Alimentario, que concibe la oferta, por habitante, de 30 libras de viandas, hortalizas, granos y frutas.

No hay comentarios