Alberto Alejandro Hernández es un niño espirituano de seis años que requirió una operación de frenillo sublingual corto, los movimientos de la lengua se ven limitados, de modo que no se pueda tocar el paladar o el labio superior con la punta de la lengua.  La intervención realizada antes de la pandemia requirió de un tratamiento post-operatorio para rectificar  las deficiencias en el lenguaje.

A sus 6 años este pequeño espirituano recibe el amor y las atenciones que en Cuba se les garantiza a los niños. Su logopeda Saraí Delgado Farfán, Jefa de la carrera de logopedia Universidad José Martí de Sancti Spíritus, se empeñó en que una pandemia no frenara el tratamiento tan importante para su incorporación al primer curso escolar.

Según Delgado Farfán el niño ha logrado avances significativos. Los resultados evidencian una mejor pronunciación del fonema  (rr). La colaboración de los padres ha sido imprescindible en el proceso.

Con 7 años de fundado el Gabinete de Logopedia perteneciente a la universidad José Martí de Sancti Spíritus se destaca por su impacto dentro de la comunidad. La institución recibe a aquellos pacientes con retardo en el lenguaje, discrafias, dislalias y dislexias.

Durante la etapa de enfrentamiento a la Covid-19 el Gabinete mantuvo contacto con los alumnos mediante las nuevas tecnologías. Por esta vía los padres recibían los ejercicios y los incorporaban al estudio habitual.

Al decretarse la segunda fase de recuperación post Covid-19, en la provincia de Sancti Spíritus, el gabinete de logopedia atendió a los niños en proceso evaluativo. Mientras tanto Albertico continúa recibiendo a su amiga Saraí a quien siempre le agradecerá su compañía.

No hay comentarios