Donald Trump. Foto: Reuters.

Este martes, gobernantes locales de Estados Unidos rechazaron las amenazas del presidente, Donald Trump, al declarar públicamente sobre el posible despliegue de las fuerzas federales en diferentes ciudades para contener las protestas en contra de la discriminación y la brutalidad policial.

Los alcaldes de las ciudades de Portland, Oregón, Chicago, Seattle, Atlanta, Washington y Kansas City, enviaron una misiva al Departamento de Justicia rechazando las pretensiones del mandatario estadounidense, toda vez que dicha orden “viola las protecciones constitucionales fundamentales y los principios del federalismo”.

En ese sentido, las autoridades locales pidieron al Congreso iniciar una investigación en contra de Trump por las medidas unilaterales, y el exceso de fuerza del organismo de seguridad durante la presencia en las manifestaciones que iniciaron después del asesinato del afroamericano, George Floyd, el pasado 25 de mayo en la ciudad de Mineapolis.

“Los alcaldes de todo el país tomaron una posición en contra de la intervención federal unilateral en nuestras ciudades, pidiendo la eliminación inmediata de los escuadrones de la “Unidad de Despliegue Rápido” del Presidente y una investigación del Congreso sobre sus tácticas terroristas inconstitucionales” expresó el alcalde de Portland, Ted Wheeler.

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, refirió en su cuenta de Twitter que “el presidente Trump amenazó con enviar la policía federal a muchas ciudades, incluida Detroit. Francamente, no sabe lo primero sobre Detroit. Si lo hiciera, sabría que los habitantes de Detroit se reunieron para protestar pacíficamente por el racismo sistémico que enfrentan los afroamericanos todos los días”.

(Tomado de TeleSur)

No hay comentarios