Tenemos que seguir apelando a la conciencia ciudadana y al llamado de nuestras autoridades a mantener las máximas medidas de protección para evitar la transmisión del Covid-19. Máxime cuando un número importante de los casos diagnosticados del país son asintomáticos.

 

La anhelada fase tres nos ha facilitado la comunicación entre amigos familiares de diversas provincias, y aunque están establecidas medidas de contención, las diversas formas de propagación de la enfermedad meritan acciones individuales.

 

Un caso notable es el uso del nasobuco, prenda de protección que aunque su puesta obligatoria solo está regulada para lugares con aglomeración de personas, todos los espirituanos debemos ser conscientes que su uso prácticamente es imprescindible en cualquier lugar público.

 

¿Quién no ha ido caminando por una acera, y se ha dado de bruces con una situación en la que alguna persona cercana estornuda sin nasobuco? Puede ir de frente, delante o incluso cerca, pero lo que no cambia es que si está a pocos metros existen posibilidades de respirar esas gotículas.

 

Como el ejemplo situado existen disímiles, que pueden transitar desde la posibilidad de respirar gotículas ajenas en una conversación personal muy cercana, o por tocar superficies con partículas de terceros que, tampoco esta vez, llevaban la preciada tela.

 

En resumen, aunque la ley no nos obligue, las personas debemos ser conscientes de la necesidad imperiosa de usar el implemento en todo lugar público, más aun en un momento en que somos testigos de rebrotes de coronavirus en varias partes del país.

 

Un lugar fundamental donde debe aumentar la exigencia son los centros de trabajo, donde las administraciones deben ser más rigurosas en el cumplimiento de las orientaciones establecidas.

 

Si interiorizamos aun más las medidas que pueden evitar la transmisión del coronavirus causante de Covid 19, podemos minimizar los riesgos. Es necesario recordar que esto no es un empeño de algunos o solo del personal de salud. Si la mayoría no rema en el mismo sentido, los tiempos calculados para superar la pandemia en Cuba pueden extenderse.

 

No hay comentarios