En Cuba el período crítico de ocurrencia de incendios forestales ocurre desde el 1ro. de enero al 31 de mayo…
LAYDIS MILANÉS
6/05/2021
Cuba, incendios forestales desde los datos
El CGC estima un total de 320 siniestros para este 2021 (Foto: CGC)
El día 16 de abril parecía tranquilo en Yateras, Guantánamo, hasta que desde la comunidad de Riíto se dio la primera alarma: ardía en llamas un extenso bosque de pinos perteneciente al Parque Nacional Alejandro de Humboldt, la mayor y más importante área natural protegida de Cuba.

El área boscosa con más de 30 años de conservación estaba amenazada. Comenzaba así una lucha por parte de fuerzas especializadas. Sin embargo la hojarascas, alquitranes, fuertes vientos y una zona de difícil acceso por tierra por su relieve agreste conspiraron a favor de las llamas. Fueron 15 días de trabajo hasta que se logró dar por controlado el siniestro.

Las causas del incendio todavía están por determinar y los daños del área, conocida por su alto nivel de endemismo, están por determinar. Autoridades del parque estiman que fueron afectadas entre 1 500 y 3 000 hectáreas de bosque.

En Cuba el período crítico de ocurrencia de incendios forestales ocurre desde el 1ro. de enero al 31 de mayo, coincidente con la etapa de mayor sequía. Este representa una amenaza para la biodiversidad en el país, el cual cuenta un patrimonio forestal que supera los 4 millones de hectáreas de bosques.

Según las últimas actualizaciones (14 de abril de 2021) del Cuerpo de Guardabosques de Cuba (CGC) brindadas a la ACN, unos 186 incendios forestales y mil 100 hectáreas afectadas se acumulan en lo que va de año.

Alarmantemente, en 2020 por primera vez desde hacía cinco años (2015) se sobrepasó los 500 incendios anuales. El récord de los registros históricos de casi cuarenta años (1981-2019) lo tuvo el 2011, con un total de 723 siniestros y 20 494,6 hectáreas dañadas.

El CGC estima un total de 320 siniestros para este 2021. La cifra se determina en una temporada condicionada por la influencia del evento la Niña-Oscilación del Sur, sequía y abundante carga de material combustible existente en las áreas de más riesgo.

¿A QUÉ SE DEBE EL ALTO NÚMERO DE INCENDIOS FORESTALES?
Una tendencia mundial ha sido el aumento del número de incendios de áreas boscosas. Entre los factores destaca el calentamiento global. La disminución de las precipitaciones invernales, veranos más secos y prolongados, altas temperaturas, aumento de la desertificación son algunas de las causas de la ocurrencia de incendios y su alta propagación.

Sin embargo, aunque no es un factor despreciable, en Cuba como en el resto del planeta, la mayor responsabilidad por los siniestros la tiene la acción humana. Según los últimos datos disponibles (2019) el 93, 66 % son causados por el hombre.

Una constante en las estadísticas nacionales es la acción humana como causa mayoritaria de los incendios. Entre las negligencias detectadas en los últimos años destacan la preparación de terrenos para la siembra, elaboración de carbón, acciones irresponsables de fumadores, transeúntes y cazadores y pescadores furtivos, incluso las asociadas al tránsito de vehículos sin matachispas.

En general las relacionadas a la agricultura son las más frecuentes. En nuestro país se utiliza como práctica la quema para limpiar terrenos, renovar los pastos y eliminar restos de cosechas por ser eficaz y económica. Pero, esta conlleva graves riesgos de hacerse de forma no autorizada y sin las medidas de protección necesarias para evitar el avance del fuego, sobre todo en zonas cercanas a los bosques.

¿CUÁLES SON LAS PROVINCIAS MÁS AFECTADAS?
Desde el 2011 al 2019, según estadísticas disponibles, es Pinar del Río la provincia que con más frecuencia ha tenido la mayor área dañada por los incendios ( con excepción del 2014 y el 2017), coincidentemente es también la de mayor superficie boscosa en el país.

Con mayor frecuencia entre las tres provincias más afectadas anualmente durante el período se encuentran Camagüey, Holguín y Matanzas. Este 2021 resulta inusual encontrar a Guantánamo (5, 344 hectáreas) por primera vez entre los primeros territorios afectados por las llamas, al menos según las cifras del primer trimestre.Esto se debe a los dos últimos incendios de gran escala en esa provincia.

¿CUÁNTO DAÑAN AL PAÍS LOS INCENDIOS FORESTALES?
A nivel mundial y también en Cuba, una de las causas de degradación forestal son los incendios. Sus daños ecológicos totales son complicados de cuantificar, pero están presentes. El poder destructor y fácil propagación de las llamas contribuyen a problemas medioambientales como emisiones de dióxido de carbono, pérdida de biodiversidad, afectaciones al suelo y la salud de las personas.

Por ejemplo, solo en estos meses se han reportado afectaciones a la fauna silvestre como jutía conga, el majá de Santa María y refugios de aves, además de árboles maderables y endémicos.

Entre las pérdidas económicas se contabilizan gastos en reforestación, madera talada y en pie afectada, entre otras.

La XXV campaña nacional de protección contra incendios forestales termina el próximo 31 de mayo, pero nunca es tarde para prevenir estos siniestros que perjudican la biodiversidad, comunidades rurales y la economía del país.

TOMADO DE: CUBAHORA Primera revista digital de Cuba

No hay comentarios