Hasta la fecha en la provincia circula la variante 6-14, que es la común de la COVID-19, y la detectada en California, que se halla en Trinidad. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

A fin de determinar la posible circulación de nuevas variantes de la COVID-19, desde la provincia se han enviado muestras de PCR de distintos municipios hacia el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) para la realización de estudios virológicos.

Según reveló a Escambray el doctor Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud, las pruebas enviadas corresponden a los territorios que mayor complejidad epidemiológica han tenido durante este rebrote de la pandemia aquí.

“Al IPK se han mandado muestras de Sancti Spíritus, Trinidad, Cabaiguán, Jatibonico y Taguasco para determinar posibles nuevas variantes —aseguró Rivero Abella—. Aun cuando el comportamiento de la letalidad en la provincia, la evolución de los casos o la dispersión no apuntan a incidencia de variantes agresivas, no se descarta que puedan estar circulando en el territorio.

“Hasta la fecha, de acuerdo con los estudios virológicos que se realizaron en el país entre diciembre y marzo, en la provincia circula la variante 6-14, que es la común de la COVID-19, y la detectada en California, que se halla en Trinidad”, afirmó Rivero Abella.

No obstante, la detección de nuevas variantes podría conllevar a la adopción de otras medidas para cortar la transmisión de la pandemia.

Recientemente el doctor José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, advertía en el programa radio televisivo Mesa Redonda que las nuevas variantes del virus SARS-COV-2 que han entrado al país en los últimos meses han influido en el aumento de la transmisibilidad de la COVID-19 y están asociadas en la actualidad a la mayoría de los casos graves, críticos y fallecidos.

Asimismo, señaló el titular de Salud que el 68.1 por ciento de los fallecidos en el país en los últimos meses presentaban la variante detectada en Sudáfrica, y que en la capital del país ese índice fue del 80.4 por ciento.

Precisamente en La Habana, el escenario más complejo del país en lo que a COVID-19 se refiere, un estudio de casos graves y críticos mostró la presencia de la variante notificada en Sudáfrica en el 87.7 por ciento de los pacientes, lo cual pudiese estar incidiendo en la desfavorable evolución de los pacientes.

La Organización Mundial de la Salud ha definido que existen variantes de preocupación entre las que figuran las notificadas por primera vez en Reino Unido, en Sudáfrica y en Brasil; las tres —de acuerdo con el Ministro cubano— se encuentran circulando en Cuba.

No hay comentarios