Episodios de represión por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía Nacional de Colombia, registrados la noche del sábado, dejaron más de 40 jóvenes heridos en Bogotá, la capital, en el marco del día 25 del Paro Nacional contra el Gobierno del presidente Iván Duque.

Asimismo, las acciones de la fuerza pública contra manifestantes en la ciudad de Cali, capital del suroccidental departamento de Valle del Cauca, provocaron la muerte de un joven y heridas a varias personas más.

La Comisión de Justicia y Paz informó en su cuenta de Twitter que la misión médica autónoma ubicada en el puesto del Portal Américas, rebautizado como Portal Resistencia, en Bogotá, confirmó 41 jóvenes y algunos niños heridos. De ellos, al menos tres fueron reportados con lesiones oculares.

“Se exige personal médico y ambulancias urgentemente”, escribió el organismo humanitario en su tuit.

Agregó que los elementos del Esmad utilizaron armas aturdidoras y balines contra jóvenes que se manifestaban en el Portal Resistencia.

La Comisión de Justicia y Paz señaló que en Cali, los agentes del Esmad atacaron con gases lacrimógenos y arrestaron a unas 35 personas, de las cuales 17 aún se encontraban detenidas alrededor de la 1:30 hora local de este domingo.

La organización no gubernamental (ONG) denunció el asesinato del joven Jhon Erik Larrahondo, en el sector de Puerto Madero, en Cali, cometido presuntamente por la fuerza pública la noche del sábado.

La concejal de Bogotá, Susana Muhamad, expresó en su cuenta de Twitter su preocupación “por 10 jóvenes que más de 24 horas después de ser detenidos por la Policía de Colombia en la localidad de Usme no se ha podido verificar su condición. Y un joven menor de edad que sacaron de la ciudad a Villavicencio”.

El organismo Temblores publicó un balance el viernes pasado en el cual documentó que desde el inicio del Paro Nacional contra las políticas neoliberales impulsadas por Duque, el 28 de abril pasado, al 21 de mayo, se registraron al menos 2.905 denuncias de abuso policial.

De ese total, se identificaron 855 víctimas de violencia física; 43 homicidios presuntamente cometidos por miembros de la Fuerza Pública; 1.264 detenciones arbitrarias en contra de manifestantes y 575 intervenciones violentas en el marco de protestas pacíficas.

Asimismo, 39 víctimas de agresiones oculares; 153 casos de disparos de armas de fuego; 21 víctimas de violencia sexual, y seis víctimas de violencia basada en género.

No hay comentarios