El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, junto al miembro de Buró Político y Primer Ministro Manuel Marrero Cruz, y su equipo de trabajo, realiza este martes una segunda visita a la provincia de Matanzas, epicentro actual de la pandemia de la COVID-19 en Cuba.

«Junto al Primer Ministro Manuel Marrero Cruz y varios ministros, vamos, por segunda ocasión en una semana, al epicentro de la epidemia», lo dio a conocer, en un mensaje a través de su cuenta en Twitter, el propio Presidente cubano.

La nación atraviesa su momento más complejo en cuanto a la complejidad de la alta transmisión de la pandemia, situación alertada, también, por el Presidente cubano, quien lamentó que «hoy amanecemos nuevamente con altísimas cifras de nuevos casos y fallecidos por la COVID19, a las que no estamos acostumbrados ni nos acostumbraremos».

Al cierre del jueves, según se dio a conocer en la Conferencia habitual del Ministerio de Salud Pública (Minsap), la Isla reportó 6 422 nuevos casos positivos a la COVID-19, de los cuales 3 559 corresponden al territorio matancero.

La circulación comprobada de la variante Delta, sumado al resquebrajamiento de los protocolos, han llevado a que se sobrepasen las capacidades de aislamiento; también se tensan los hospitales ante el crecimiento sostenido de casos positivos, algunos de los cuales se quedan en los hogares.

El Presidente cubano y el Primer Ministro estuvieron en la occidental provincia el pasado viernes para analizar, junto a las autoridades locales, la situación epidemiológica. Allí insistió en la necesidad de que el pueblo esté consciente de que vivimos el peor momento de la epidemia y, aun cuando la tasa de letalidad sigue siendo de las más bajas del mundo, aumentan la cantidad de fallecidos y las personas con secuelas, reportó el sitio web de la Presidencia de la República.

No hay espacio para equivocaciones, señaló en Matanzas, donde la variante Delta del SARS-COV-2 y las indisciplinas han generado una tormenta. Ya hemos tenido bastante tiempo para aprender, dijo.

Listó varias prioridades a las que las autoridades deben prestar máxima atención: total aislamiento social y distanciamiento físico; solo trámites imprescindibles; cero transporte público; más trabajo a distancia, pero de calidad; cierre nocturno de ciudades; organizar el comercio; uso obligatorio del nasobuco; desinfección de superficies, y cuidado extremo con los ancianos, niños y vulnerables.

Díaz-Canel se refirió al papel estratégico de la atención primaria de Salud; a la necesidad de pesquisar constantemente en las comunidades y de revisar día por día las capacidades en hospitales y en las salas de cuidados intensivos.

Fue enfático en la gestión eficiente de las altas médicas, que es lo que puede garantizar que no se desborden los servicios de Salud. Indicó, de manera particular, evaluar el uso del Nasalferón en poblaciones más expuestas al coronavirus.

El mandatario insistió en trabajar mucho con los estados de opinión de la población, estar alertas a las denuncias y no molestarse con las quejas que nos llegan. Tenemos que usar toda la información que nos da el pueblo para resolver los problemas.

Si algo quedó claro en el encuentro realizado en la Atenas de Cuba, es que las autoridades de Matanzas no están vencidas ante el reto enorme que ha representado el cuarto rebrote de la COVID-19, que no se compara en nada con los tres vividos anteriormente, según la apreciación del gobernador Mario Sabines Lorenzo.

Díaz-Canel indicó poner ciencia en todo cuanto se hace para enfrentar este rebrote, acudir a los expertos en Epidemiología, ponerle pensamiento y no emplearse solo en lo organizativo.

El mandatario cubano ha recorrido por estos días otros territorios como Pinar del Río, Artemisa y Mayabeque. Al respecto, destacó en otro mensaje en Twitter que «los intercambios en las provincias están siendo muy provechosos. Después de tantos meses de batalla contra la COVID19 se acumulan muchas experiencias, pero he insistido en que la rutina no nos puede vencer».

Asimismo, resaltó el Primer Secretario del Partido la agradable noticia de la eficacia del esquema de tres dosis de los candidatos vacunales Soberana 02 y Soberana Plus, dada a conocer ayer en reunión con los líderes del proyecto del Instituto Finlay de Vacunas.

«En medio de días muy difíciles, nos llega la gran noticia de la eficacia de Soberana02 + Soberana Plus: 91,2% ¡Qué tremendo impulso para seguir luchando por la vida! Gracias a nuestros científicos por apuntalarnos la esperanza», significó.

No hay comentarios