En comparecencia especial en el programa Mesa Redonda el Primer Ministro de la República de Cuba,  Manuel Marrero Cruz, ofreció detalles sobre el desabastecimiento de medicamentos que atraviesa el país debido a la escasez  de divisas y a las medidas del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos que presionan a los proveedores de estos y otros productos.

El Cuadro Básico de Medicamentos aprobado a partir del estudio de la población cubana y que se actualiza todos los años es de 619 fármacos, de ellos 365 son producidos por la industria nacional y  los otros 254 son totalmente importados.

La situación actual de desabastecimiento por la escasez de divisas ha provocado falta en toda la red del país, incluyendo en el cuadro básico y los que se expenden por tarjetón.

Los productos más afectados hoy en Cuba son los antihipertensivos, analgésicos, antibióticos, anticonceptivos, vitaminas, productos de uso estomatológico y ansiolíticos.

La baja disponibilidad de medicamentos está relacionada con la falta de financiamientos, pero también hay materias primas con las que llevábamos muchos años trabajando y algunas no han tenido disponibilidad debido a esta situación de la COVID-19 que ha impactado a la industria farmacéutica mundial, dijo Marrero Cruz.

También el estadista señaló que “tenemos otros proveedores que se han visto imposibilitados de garantizar los envíos por las medidas cada vez más restrictivas del bloqueo”.

Asimismo, de acuerdo con la entidad BioCubaFarma por el escenario actual que el país atraviesa hay un incremento del costo de los insumos que se utilizan para producir medicamentos entre un 30-50 por ciento.

Sin embargo, se ha trazado una estrategia por BioCubaFarma y Minsap que ha permitido alcanzar un nivel importante de disponibilidad de materias primas, por lo que se ha desencadenado un proceso de producción significativo que impactará en determinados medicamentos, como aquellos para tratar la diabetes y la hipertensión.

También, se han adquirido insumos en función de continuar enfrentando la COVID-19, materias primas para la producción de medicamentos y para la red hospitalaria: hemodiálisis, a hipertensos, diabéticos, los que se dispensan por tarjetón y los pacientes de oncología: terapias intensivas, centros de aislamiento y la red de farmacias. Aun así todavía no existirá estabilidad en esta esfera, manifestó.

No hay comentarios