Con la sincronización al Sistema Electroenergético Nacional (SEN) del bloque número uno de la termoeléctrica Lidio Ramón Pérez, de Felton, Holguín, y de la central Antonio Guiteras, de Matanzas, la situación energética en Cuba transita hacia la estabilización, manifestó el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, al comparecer este miércoles en el programa televisivo Mesa Redonda.

La incorporación de esas unidades al SEN es un proceso de puesta en marcha, que presupone ajustes lógicos y el ascenso gradual en la capacidad de generación de electricidad, expuso Marrero Cruz, quien no descartó la posibilidad de apagones en las venideras jornadas; aunque el panorama se vislumbra más favorable.

Dada la complejidad económica que vive el país, el Primer Ministro enfatizó en la importancia de extremar el ahorro por parte de la población y del sector estatal —sin que ello signifique que las personas se priven de las necesidades básicas—, lo cual también contribuiría a no planificar apagones.

Marrero Cruz insistió, igualmente, en la responsabilidad de los Gobiernos locales de informar oportunamente a la población de la programación de la falta de fluido eléctrico, para de esa forma aliviar las molestias y el malestar que provoca la carencia de este servicio entre la ciudadanía.

Al intervenir en el programa televisivo, el Primer Ministro reconoció el empeño de trabajadores, especialistas, técnicos y directivos procedentes de varias provincias que laboraron para lograr que la termoeléctrica Antonio Guiteras fuera sincronizada en apenas 17 días, acciones que normalmente se ejecutan en no menos de un mes.

Gracias a esa entrega, se solucionó la avería surgida en la caldera que provocó la parada de la termoeléctrica, situación aprovechada para acometer labores de mantenimiento en válvulas, motores y otros componentes.

La Antonio Guiteras constituye el mayor y más eficiente bloque unitario de su tipo en Cuba, con capacidad para generar unos 300 megawatts, cifra que todavía no aporta completamente.

No hay comentarios