«La primera y más importante tarea de los campesinos y demás productores agropecuarios es producir más alimentos para el pueblo, tenemos dificultades y carencias, pero necesitamos mayor respuesta de comida, por eso el llamado a aportar niveles superiores», aseguró en Sancti Spíritus el miembro del Buró Político del Partido y vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa.

El dirigente presidió aquí un encuentro de trabajo con productores destacados, directores de entidades y autoridades de la provincia, en el transcurso del cual llamó a agilizar la implementación en el territorio de las 63 medidas aprobadas por el país para dinamizar el sector agropecuario.

«Ese proceso va lento –aseguró–, nos falta dinamismo, tenemos burocracia y la mayor traba es que no hemos tenido la capacidad de llegar a todos los productores, y si alguien deb tener claridad con las medidas es el productor agropecuario».

En un contexto matizado por el recrudecimiento del bloqueo, la estrechez de nuestras finanzas –entre otras razones por los excesivos gastos destinados al enfrentamiento de la pandemia– y la imperiosa necesidad de encontrar dentro lo que no va a llegar desde afuera, Valdés Mesa recordó una vez que en el centro de la estrategia de soberanía alimentaria está el hombre: «Aquí el primero que tiene que ganar es el productor», dijo.

«La responsabilidad que tengo como campesino es producir comida para Sancti Spíritus y para donde haga falta», expresó en el encuentro el campesino Yoandy Rodríguez Porra, un usufructuario del municipio de Cabaiguán que acaba de completar la entrega en estos meses de 12 000 quintales de plátano vianda, entre otros surtidos alimentarios.

En la reunión participaron también José Ramón Monteagudo Ruiz, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Idael Pérez Brito, ministro de la Agricultura; Deivy Pérez Martín, primera secretaria del Partido en el territorio, y Teresita Romero Rodríguez, gobernadora de Sancti Spíritus.

CIEGO DE ÁVILA TIENE POTENCIALIDADES PARA PRODUCIR MÁS

Por la ubicación geográfica, la existencia de un manto freático con reservas suficientes de agua, el compromiso con otras provincias y la experiencia de los trabajadores del sector agropecuario, Ciego de Ávila es un puntal decisivo en la producción para autoabastecerse de alimentos y tributar a otros territorios del país.

Valdés Mesa destacó la importancia de agilizar la implementación de las medidas adoptadas en el país para dinamizar el sector agropecuario. Foto: Alejandro García

Así lo subrayó Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República, en intercambio con productores y representantes del sector, en el que también participaron los miembros del Secretariado del Comité Central del Partido, Félix Duarte Ortega y José Ramón Monteagudo Ruiz; Idael Pérez Brito, ministro de la Agricultura, Carlos Garrido Pérez, primer secretario del Partido en la provincia, y Tomás Alexis Martín Venegas, gobernador de Ciego de Ávila.

Al evaluar la implementación en el territorio de las 63 medidas aprobadas para dinamizar el sector agropecuario, señaló que la provincia es un buen ejemplo en el funcionamiento de las minindustrias, con excelentes empresas estatales socialistas como la Agropecuaria La Cuba, la pecuaria Isla de Turiguanó y la agroindustrial Ceballos; «sin embargo, le falta lograr una mayor diversificación de las producciones y un extra para el cumplimiento del plan de primavera», comentó.

Foto: Alejandro García

Campesinos como Jaime de León López, de la cooperativa de créditos y servicios (CCS) El Vaquerito, del municipio avileño de Venezuela; Martín Alonso Gómez, de la CCS Reinaldo Maning, de Majagua; Rolando Macías Cárdenas, de la CCS José Antonio Echeverría, y Carlos Blanco Sánchez, director de la Agropecuaria La Cuba, ratificaron el compromiso de elevar la producción de alimentos y de articular procesos productivos coherentes y racionales, con el empleo de la ciencia y la técnica para un uso más eficiente de las potencialidades.

El titular de la Agricultura señaló la necesidad de dinamizar los procesos para la implementación rápida de las 63 medidas aprobadas recientemente por el Gobierno cubano a favor del sector, que, entre otros fines, buscan elevar la motivación y el sentido de pertenencia para criar, producir más y elevar la oferta de alimentos.

Un llamado a librar una batalla contra las tierras vacías, «que no dan nada», a fomentar polos productivos, al cumplimiento de los planes y a la diversificación de los cultivos, realizó Monteagudo Ruiz, quien enfatizó en que, para ello, también se debe atender la preocupación de cada productor de manera oportuna.

No hay comentarios