Al parecer se van cumpliendo los pronósticos de los expertos y hemos empezado a andar en esa meseta altísima, a juzgar por los reportes de más de un centenar de casos por jornada, sin obviar el día que los enfermos sobrepasaron los 200.

Y el cierre de ayer viene a confirmar también tal comportamiento: 184 espirituanos contagiados con el nuevo coronavirus, todos autóctonos y de ellos, 180 son contactos de enfermos diagnosticados con anterioridad, mientras que en cuatro no se ha podido determinar la fuente de infección, estos últimos todos son de Jatibonico.

Si hablamos de tendencias podría uno referirse a la capital provincial que, por un lado, se ha mantenido como el de mayor transmisión de la enfermedad aquí y, por el otro, desde hace más de 10 jornadas no supera los 100 pacientes por día, algo que en otros tiempos era rutinario.

De acuerdo con la doctora Agnie Fernández González, asesora del programa de Infecciones Respiratorias Agudas y Tuberculosis, en el municipio cabecera se reportan 81 enfermos, dispersos por las seis áreas de Salud: 25 pertenecen al policlínico Norte; 23 al Sur; 18 al Centro; 10 a Banao; cuatro a Guasimal y uno a Los Olivos.

Cabaiguán, que ha venido mostrando un comportamiento ascendente, computa al cierre de la jornada anterior 36 pacientes —16 residen en Guayos—, al igual que Taguasco, que notifica 21 casos positivos al SARS-CoV-2, de ellos 17 corresponden a Zaza del Medio.

Si en días anteriores Trinidad había disminuido el número de casos, en la jornada precedente ha vuelto a incrementarlo al notificar 17 contagiados, la mayoría de la cabecera municipal, pues solo tres residen en Condado.

Por su parte, Jatibonico y Taguasco siguen elevando su curva de contagios al reportar 14 personas infectadas por el nuevo coronavirus en cada uno de esos lugares; en cambio, La Sierpe registra un solo diagnosticado.

De siete eventos de transmisión que ayer mantenía activos la provincia, según Fernández González hoy solo permanecen abiertos cinco: dos en Taguasco e igual número en Cabaiguán y uno en la cabecera provincial. No obstante, suman más de 390 controles de foco activos, los cuales, sin dudas, están generando las mayores cifras de enfermos.

Aun cuando la tasa de incidencia de la provincia, como los casos, ha ido en desescalada: 547.54 por 100 000 habitantes en los últimos 15 días, lo significativo es que la de todos los municipios se halla por encima de 100.

Aunque los expertos aseguren que hayamos entrado en la recurrente meseta, la situación epidemiológica de la provincia continúa siendo complejísima y todavía resta mucho trecho para comenzar a descender.

No hay comentarios