El mayor bloque unitario del país, la central termoeléctrica Antonio Guiteras, se preparaba para sincronizar en el horario pico de este lunes al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), luego de varios días de trabajo ininterrumpido por especialistas de la Empresa de Mantenimiento a Centrales Eléctricas y de otras plantas generadoras.

Con la entrada de la central matancera, y la de Felton –está sincronizada la unidad 1, con 260 megawatts (MW), y a la espera de arrancar la unidad 2–, la situación energética será algo más favorable y habrá mucho menos afectaciones, aseguró el primer ministro Manuel Marrero Cruz, quien compartió con directivos y técnicos de esa industria, al mediodía de ayer.

Bismel Palmero Aguilar, director de la Guiteras, explicó que, tras un proceso de secado, la caldera inició operaciones con crudo nacional, lo cual permitió modelar los parámetros de temperatura en su interior y, por consiguiente, empezar a prestar servicio, una generación que iniciará aportando 100 MW, y aumentará gradualmente, hasta alcanzar los 260 MW.

Detalló que las labores esenciales de esta parada se concentraron en solucionar averías en la caldera, las cuales habían reducido la capacidad de generación de 220 a 175 MW en una semana.

También se aprovechó, dijo, para cambiar algunos componentes y realizar otras acciones preventivas y de mantenimiento, en virtud de aumentar la confiabilidad de la planta.

«Ha sido un muy buen trabajo, resultado de un gran esfuerzo, algo que el pueblo, que ha sido muy paciente, agradece, en medio de la crisis con el servicio eléctrico», comentó Marrero Cruz durante un recorrido por algunas de las áreas de la Guiteras, acompañado por las máximas autoridades de la provincia.

«Todos estamos al tanto de las complejidades del sen desde hace meses, y ha habido un intenso trabajo para recuperar, dar mantenimiento y solucionar problemas acumulados durante muchos años, por la falta de recursos para poder realizar las reparaciones capitales», precisó el Primer Ministro.

Subrayó que la situación se complicó con la salida de algunas de las más importantes termoeléctricas y, sobre todo, con el incidente ocurrido en la noche del viernes último, que condujo a una afectación de gran magnitud en el país.

Insistió en que se trabaja intensamente a fin de lograr estabilidad y evitar los apagones que tanto malestar causan en la población, para lo cual, anunció, el país ha invertido importantes sumas de dinero en la adquisición de piezas de repuesto, y existe un programa de reparación para colocar nuevos motores de generación y arreglar otros que son vitales. «Todos los meses irá mejorando la situación», aseguró.

No hay comentarios

Dejar respuesta